La salud mental de la infancia i la adolescencia en situación de riesgo en Cataluña

3531
17124

La FEDAIA realizó un estudio durante 2013 y 2014 que reveló que los transtornos no sólo se han incrementado sino que se manifiestan en edades más tempranas 

La crisis no sólo afectó el acceso de los niños más vulnerables a un nivel de vida adecuado, también su salud mental empeoró. Así lo recoge un estudio realizado por la Comisión de Salud Mental de la FEDAIA y un equipo de la UB encabezado por la investigadora Violeta Quiroga. Según este estudio que se desarrolló durante 2013 y 2014 entre una población muy amplia- la FEDAIA atiende 100.000 niños y 35.000 familias-, la irrupción de la crisis hizo crecer de forma importante los problemas de salud mental entre los niños y las familias.

¿Cuáles son las tendencias que se repiten?

  • El inicio de las patologías es cada vez más prematuro
  • Aumenta el número de trastornos pero también de niños que se ven afectados por problemáticas de salud mental
  • El inicio de consumo de tóxicos comienza cada vez más temprano en adolescentes y jóvenes
  • Aumenta la relación entre consumo de tóxicos y problemas de salud mental
  • Crece la preocupación por los casos en que se vincula discapacidad intelectual y salud mental
  • Se dispara el malestar y la angustia de las familias relacionada con las nuevas situaciones de pobreza y falta de expectativas de futuro
  • Se detecta a edades cada vez más tempranas falta de estimulación y problemas de desarrollo y aprendizaje
  • A partir de los 7 años se incrementa el número de trastornos de TDAH y de conducta grave

El informe destacaba también que los profesionales tenían más dificultades para realizar su trabajo: “Cada vez es más complicado conseguir referentes adultos que apoyen y acompañen a los niños que presentan problemas de salud mental. Se detecta también una sobre-medicación de los niños que no se acompaña de un trabajo terapéutico suficiente y una no-detección de problemáticas que no están vinculadas a problemas de aprendizaje o sintomatologías claramente visibles”.

¿Cuáles eran las recomendaciones de los profesionales que participaron en las entrevistas?

  • Mejorar la prevención, detección y atención de los problemas en la primera infancia lo cual ayudaría a evitar problemas de salud mental en etapas posteriores
  • Mejorar la transición entre los diferentes servicios de atención mental para garantizar el éxito de las actuaciones
  • Incluir en los tratamientos el trabajo de apoyo y acompañamiento a las familias para que puedan disponer de las herramientas necesarias para afrontar los procesos que atraviesan sus hijos
  • Mejorar la atención individualizada, especializada e interdisciplinaria que incluya no sólo a los servicios de salud sino también al colegio y las familias
  • Dar voz a los niños y a los adolescentes para que puedan expresar su punto de vista en relación a los procesos en los que se ven implicados
  • La atención psiquiátrica debe verse complementada con atención terapéutica que tenga una frecuencia suficiente para abordar las problemáticas que presentan los niños y adolescentes
  • Aumentar y diversificar los recursos. El trabajo en red ayuda a hacer una mejor utilización pero si los recursos disponibles son insuficientes respecto a las necesidades, difícilmente se podrá hacer frente a los problemas de salud mental que presentan nuestro niños, adolescentes y jóvenes

INFORME FEDAIA SALUT MENTAL